Videos bestias

Hasta que se divorció hace 3 meses ésta madura era una ama de casa normal y corriente, una señora de su casa que atendía a su marido y realizaba las tareas del hogar con normalidad. Cuando descubrió que su esposo le había sido infiel intentó por todos los medios perdonarlo, pero volvió a pillarlo en dos ocasiones más y pidió el divorcio. A partir de ahí su vida ha dado un drástico cambio porque conoció a un pervertido adicto a la doble penetración, pero por suerte o por desgracia a ella le encanta la experiencia. Lo único que no ha cambiado por el momento es su mentalidad respecto a la depilación, prefiere lucir un coño y un culo peludos a dejarse todo completamente rasurado… Por mi, con o sin pelo, la zorra tiene un polvazo.